La RSPO y su importancia en la producción del aceite de palma

Como hemos destacado en artículos anteriores, el aceite de palma, gracias a que es económico y versátil, es el más utilizado del mundo, por delante del de soja o el de colza, ya que con tan sólo una hectárea plantada con palmas aceiteras se puede producir de media hasta seis toneladas de aceite al año. Se obtiene a partir de los frutos de la palma africana o cómo se le dice en algunos casos, palma aceitera, y se ha convertido en un elemento importante en la producción de elementos que encontramos en nuestro diario vivir cómo los alimentos y cosméticos, en el caso de las mujeres.

Debido a esto se ha presentado un notable incremento en la siembra de este tipo de palma, en especial en países asiáticos como Indonesia y Malasia, que ocupan el 85% de la producción mundial. Para darle control a este acontecimiento se ha creado la Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés), es una asociación sin ánimo de lucro creada en 2004, que agrupa a miembros pertenecientes a esta industria (productores, distribuidores, fabricantes y ONG.), con el fin de desarrollar e implementar estándares globales para la producción de aceite de palma, con criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental.

La RSPO desarrolló unos criterios con fines medioambientales y sociales que ayudan a mitigar el impacto de la deforestación, los cuales deben ser cumplidos por las empresas que quieran producir aceite de palma sostenible certificado (CSPO).

Los cultivadores que cuenten con la certificación de RSPO tendrán una ayuda para hacer un mejor uso de los recursos naturales para la siembra de la palma aceitera y a adquirir unas prácticas de gestión sistemáticas que pueden proporcionar unos mayores beneficios, una mejor planificación y menos verificaciones posteriores a los procesos. Esta certificación cuenta con la acreditación de RSPO-ACC-014.

Para obtener esta certificación, los cultivadores deben someterse a una serie de procedimientos de auditoría en los cuales incluye la revisión de la documentación, controles en el terreno y entrevistas con los actores externos (comunidades locales, organizaciones de trabajadores, pequeños agricultores, ONG nacionales). La certificación tiene una validez de cinco años y deben presentarse a una evaluación anual para garantizar el cumplimiento de los parámetros que se les solicitan. 

Como pueden ver, existen asociaciones que brindan un respaldo en la garantía del aceite de palma para que los productos que consumas sean de calidad. En Distripolen contamos con un producto fantástico llamado Polen Elaesis Guineensis, extraído de forma natural de las inflorescencias masculinas de palma Elaesis Guineensis, el cual puede mejorar notablemente el proceso de polinización asistida, mejorar la conformación de los racimos e incrementar el peso del mismo; creando, en consecuencia, mayor rendimiento por hectárea. 

Si deseas saber más información de este producto nos puede contactar por medio de nuestras líneas telefónicas 318 872 44 84 / 317 746 44 62.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *